Inicio » Proyectos » Adaptación de las comunidades costeras vulnerables ante las amenazas inminentes del cambio climático en el área de Paquera, Puntarenas.

Proyectos en marcha

Adaptación de las comunidades costeras vulnerables ante las amenazas inminentes del cambio climático en el área de Paquera, Puntarenas.

Costa Rica

La provincia de Puntarenas bordea el Golfo de Nicoya, reconocido internacionalmente entre los más productivos en el mundo. El golfo está sujeto a marcadas variaciones de temperatura y salinidad, principalmente en la época lluviosa. Estas variaciones, especialmente en salinidad, son las responsables de la distribución de los recursos pesqueros y de la alta productividad.

                                                   

La alta productividad convierte al Golfo de Nicoya en pieza fundamental en la economía de la provincia de Puntarenas y de Costa Rica. Provee servicios ambientales irremplazables como refugio natural, sitio de crianza de juveniles, y zona de desove y reproducción para múltiples especies marinas de interés ecológico (tales como delfines, tiburones punta blanca, tortugas, y rayas), y comercial (incluidos pargos, corvinas, camarón, piangua u ostras). Sus recursos pesqueros, atractivos turísticos, acceso portuario, y potencial para actividades de acuacultura y producción de sal sustentan fuentes de alimentación y empleo para las comunidades costeras en la región.

 

Las comunidades del golfo se caracterizan por una marcada polaridad entre una minoría de grandes terratenientes y desarrolladores inmobiliarios, y una amplia mayoría de sectores marginales dedicados al turismo rural comunitario, micro-emprendedurismo familiar y, principalmente, a la pesca artesanal. Esta mayoría está comprendida por unas 15,000 familias de pescadores artesanales que dependen del recurso pesquero en el Pacifico costarricense. El ingreso promedio de los pescadores artesanales se estima en US$ 200 por mes, inferior al salario mínimo legal. Tal condición de pobreza familiar en las zonas costeras se mantiene dado el bajo nivel de escolaridad y el limitado acceso a actividades productivas alternativas. 

 

La situación contrasta con la riqueza natural en la costa, que ofrece importantes fuentes de alimentación, recreación y empleo en diversas industrias, incluidas la pesca artesanal y el turismo. Sin embargo, esos recursos se ven amenazados por prácticas de extracción intensivas. Esto debilita a los ecosistemas marinos y costeros y ponen en riesgo su capacidad de recuperación y de proveer servicios ambientales sociales y económicos estables en el mediano y largo plazo. Adicionalmente, la vulnerabilidad ambiental y socioeconómica de la zona está expuesta a la ascendente presión de los efectos esperados por el cambio climático, incluidos acidificación, inundaciones, afectación a las rutas de transito de especies migratorias, variaciones en el nivel del mar y en la temperatura del agua. Lo anterior impactará actividades de subsistencia y generación de ingresos en las comunidades costeras vulnerables.

 

Fundación MarViva (MarViva) en conjunto con diferentes colaboradores, ha trabajado en estrategias conjuntas de manejo y conservación ambiental en el Golfo de Nicoya desde el 2010. MarViva se ha enfocado en el fortalecimiento, capacitación y mejora de calidad de vida de las poblaciones vulnerables en la zona.

 

MarViva con el apoyo de Fundecooperacióna través del Fondo de Adaptación a inicios del 2016, continuó trabajando con las comunidades costeras vulnerables en el tema del cambio climático mediante el proyecto “Adaptación de las comunidades costeras vulnerables ante las amenazas inminentes del cambio climático en el área de Paquera, Puntarenas”. El proyecto permitió identificar zonas de riesgo critico ante impactos del cambio climático, en apoyo de los esfuerzos estatales para la sostenibilidad ambiental y el bienestar a largo plazo de las poblaciones particularmente sensibles. Este proyecto además contó con la alianza de la Asociación Paquereña para el Aprovechamiento de los Recursos Marinos (ASPARMAR) que reúne a 5 grupos de base comunitaria y al menos 60 individuos principalmente dedicados a la pesca artesanal.

 

Desde enero del 2016 hasta junio del 2018 MarViva ejecutó el proyecto contribuyendo a mejorar la resiliencia de las comunidades costeras y pesqueras relacionadas con el Área Marina de Pesca Responsable de Paquera-Tambor (AMPR Paquera-Tambor) vulnerables al cambio climático. Además, contribuyo al fortalecimiento de las comunidades, instituciones y grupos de interés en las zonas costeras, con respecto a su capacidad de adaptación al cambio climático. Por último, sensibilizó y fortaleció la capacidad de tomadores de decisiones y usuarios de los recursos marinos y costeros, para la incorporación de consideraciones sobre el impacto del cambio climático en procesos participativos de planificación e implementación de programas de conservación y desarrollo sostenible.

Resiliencia comunitaria

La resiliencia de la comunidades costeras y pesqueras se mejoró mediante la identificación de hábitats marinos y costeros con impacto sobre las comunidades costeras. Esto permitió actualizar el mapa de cobertura del suelo, incluyendo áreas de manglares. Posteriormente se capacitó a los pobladores en monitoreo de la dinámica de línea costera. El monitoreo continua posterior al cierre del proyecto y se apoyan en parte con 200 fotográficas de elementos de interés identificados. Esto permite evaluar cambios a través del tiempo.

 

Fortaleciendo a las comunidades en adaptación al cambio climático

Fortalecer a las comunidades, instituciones y grupos de interés en las zonas costeras en su capacidad de adaptación al cambio climático se logró a través de varias acciones:

 

  • Se generó una línea base con estudios existentes en la zona
  • Se produjeron series de datos de parámetros físico-químicos del área para estudiar patrones y reconocer cambios causados por el cambio climático
  • Se identificaron hábitats y asentamientos costeros vulnerables al cambio climático
  • Se generaron recomendaciones para atender los efectos del cambio climático
  • Se capacitó a más de 60 pescadores artesanales en pesca responsable para fomentar poblaciones de peces más resientes al cambio climático
  • Las comunidades identificaron hábitats y comunidades costeras que consideraron particularmente vulnerables al cambio climático
  • Se entregó material informativo sobre los impactos para la comunidad y la pesca a los recibidores de pescado de la zona

 

Tomadores de decisiones y usuarios de los recursos marinos y costeros

Más de 90 tomadores de decisiones y usuarios de los recursos marinos y costeros se sensibilizaron en su conocimiento de los impactos del cambio climático mediante las siguientes acciones: i) se realizaron actividades de educación ambiental en escuelas de la zona, incluyendo la entrega de material didáctico y ii) se realizaron talleres con miembros de la comunidad, entidades públicas, centros recibidores y grupos pesqueros.

 

Conclusión

El cambio climático es un fenómeno ambiental cuyos efectos no se pueden detener, sin embargo, se puede mejorar la resiliencia de las comunidades costeras y los hábitats marinos por medio de una planificación adecuada. Es necesario que la comisión que vela por esta zona amplíe su campo de acción e influencia para incorporar el tema del cambio climático y los efectos que tiene sobre los servicios ecosistémicos de los que dependen las comunidades (pesca, turismo, navegación).

El proyecto “Adaptaciónde las comunidades costeras vulnerables ante las amenazas inminentes del cambio climático en el área de Paquera, Puntarenas” permitió identificar la afectación que tendrá el AMPR Paquera-Tambor a futuro, mejorar el conocimiento de las comunidades costeras de los impactos del cambio climático y generar recomendaciones para paliar sus efectos.

Este AMPR muestra cómo la cooperación entre comunidades, autoridades y organizaciones no gubernamentales puede brindar frutos y generar una gestión coordinada de los recursos marinos. 

Imágenes

Todos los Derechos Reservados Copyright 2016 MarViva   |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD