Inicio » Centro de Prensa » Marviva en medios » En Guardia: Ejemplarizante lección al Incopesca

MarViva en medios

En Guardia: Ejemplarizante lección al Incopesca

Costa Rica Marzo 20, 2018
Tomado de: La Nación
Autor: Jorge Guardia

La Sala IV declaró con lugar dos recursos de amparo interpuestos contra el Incopesca por autorizar, a la brava, la pesca de arrastre del camarón. Los Guardia lo celebramos.

La Sala Constitucional declaró con lugar dos recursos de amparo interpuestos contra el Incopesca por autorizar, a la brava, la pesca de arrastre del camarón. ¡Enhorabuena! Varios miembros de mi familia nos adherimos a esta simbólica batalla.

La resolución de la Sala Constitucional es la segunda y más dura lección al presidente ejecutivo y directivos del Incopesca, pues les advierte que, si insistieren en autorizar nuevas licencias para esa mala práctica, se les aplicarían las penas contempladas en el artículo 71 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, que conlleva hasta dos años de prisión. En la suculenta jerga vernácula de los pescadores artesanales, irían al bote con todo y botes (de arrastre).

Los Guardia nos sentimos muy contentos y orgullosos de haber contribuido a ello con un granito (salado) de arena (del Pacífico) en la lucha contra esa práctica depredadora. Le dedicamos tiempo, investigación teórica y mucha reflexión a la defensa del más grande de los seres vivos del planeta, plasmados en varios artículos elaborados principalmente por mi hermano, José Alberto Guardia, ingeniero agrónomo cuya pasión es el estudio de los temas relativos a la protección del mar, y Mary Guardia, bióloga, inclinada en esa misma vena. Mi contribución fue más modesta: algo de prosa y algunos escarceos jurídicos.

En la suculenta jerga vernácula de los pescadores artesanales, irían al bote con todo y botes (de arrastre)

El mérito principal, sin embargo, recae en las instituciones que plantearon los recursos y sus respectivos abogados –Álvaro Sagot, por la Fundación MarViva, Fundación Promar y otros– y, desde luego, los magistrados integrantes de la Sala Constitucional, liderados en esta ocasión por el Dr. Fernando Cruz, quienes supieron, una vez más, plantear en sus resoluciones el contenido del principio precautorio, el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, la seguridad alimentaria del país, bien entendida, y el principio de desarrollo sostenible democrático, plasmados en el artículo 50 de la Constitución Política y varias convenciones internacionales.

Mucha gente se unió a esta lucha. Numerosos apoyos en la redes sociales, un puntual editorial en La Nación, otro artículo bien razonado de Jorge Jiménez, director de MarViva, varios investigadores del Cimar, la Escuela de Biología de la UNA, el Minae y más de 50.000 adhesiones recabadas por MarViva. Gracias a todos por la bondad de sus corazones y la lucidez de sus mentes.

Todos los Derechos Reservados Copyright 2016 MarViva   |  POLÍTICA DE PRIVACIDAD